José Sergio Romero
José Sergio  Romero
 

Edafología

Presentación


Entendiendo al suelo

Todavía bajo construcción

El suelo es el mayor de los recursos naturales de la humanidad.

El suelo en el que plantamos las cosechas se autoperpetua desde hace millones de años sin la ayuda del hombre y lo podrá  seguir haciendo mientras no alteremos su ciclo natural.

En el suelo existen nutrientes y elementos traza, ambos requerimientos son esenciales para el crecimiento de las plantas.

El suelo, por la descomposición de materia vegetal y animal y ayudado por el oxigeno, mueve continuamente mediante un ciclo, agua y minerales. Estos elementos crean vida en el suelo, la cual seguirá, solo en caso de no ser alterada. Hablamos de un suelo sano si trabaja bien y los nutrientes continúan estando disponibles para las plantas.

Un buen suelo consiste de 93% de minerales y 7% de sustancias bioorgánicas. La parte bioorgánica se constituye por 85% de humus, 10% de raíces y 5% del edafon.

El edafon consiste en:

hongos/algas 40%

bacterias/actinomycetes 40%

Gusanos 12%

Macrofauna 5%

micro/mesofauna 3%

 

Algunos de los nutrientes llegan a perderse naturalmente mediante el lavado continuo del clima húmedo, nieve derretida, inundaciones, o mediante la desnitrificación. También cada planta cultivada se lleva nutrientes del suelo tan pronto es cosechada.

HUMUS

Durante la estación de crecimiento las plantas fijan el dióxido de carbono por la fotosíntesis, cerca del 10-25% de este carbono fijado se regresa al suelo a través de las raíces y de sus exudados.

La producción de humus es un proceso complejo. En general las sustancias cíclicas como los fenoles y otros compuestos ácidos y vitaminas (el humus está también relacionado al aceite crudo) son polimerizados con ayuda de enzimas  como la fenil oxidasa. Estos compuestos cíclicos provienen de partes de las plantas como la lignina y son producidos por microorganismos. La mayoría de los microorganismos formadores de humus, pertenecen a los hongos y actinomicetos (Streptomycetos)  entre las especies predominantes que parecen ser los responsables se encuentran: Aspergillus, Pisolithus, Rhizoctonia y Streptomyces quieneson solo unos cuantos  ejemplos de microorganismos capaces de sintetizar compuestos cíclicos aromáticos y formar a parte de ellos el humus de materiales no cíclicos.

Hasta ahora le ha sido imposible al hombre sintetizar humus. El hombre puede apropiadamente cultivar el campo, proporcionar materia orgánica y fortalecer el desarrollo de humus estable en el suelo. Un suelo con humus estable debe  siempre ser protegido para mantener su fertilidad y productividad.

Con anterioridad, el objetivo se había centrado fundamentalmente en aprender los  aspectos físicos y mecánicos relacionados con la estructura del suelo. El pensamiento biológico en la actualidad es uno de los principales factores que más se estudian hoy en día.

El nuevo abordaje considera no solamente las propiedades físicas y minerales del suelo sino que también los procesos mediante los cuales la materia orgánica es transformada en humus por los microorganismos.

TRANSFORMACIÓN ORGÁNICA (humificación)

El proceso de la humificación involucra primero el catabolismo, después el anabolismo. Claro esto no es del todo cierto en virtud de que dichos procesos pertenecen a los seres vivos, pero en este caso consideraremos que el suelo puede actuar como un ser.

CATABOLISMO: El primer estado en el proceso de rompimiento es importante  y es llevado a cabo por los hongos, estos hacen que los detritus predigeridos por muchos organismos de la macro y mesofauna  emplean enzimas para iniciar el proceso de descomposición (quilópodos, milipedos, lombrices, etc.) al ser fragmentados por todos ellos en partes más pequeñas,  ocurren cambios químicos con rompimiento de la celulosa y quitina.

La mayor parte de los órganos de las plantas conviven con hongos, y desde ahí comienza el proceso de descomposición, aunque algunos de éstos pueden ser patógenos.

En caso contrario si la descomposición la inician las  bacterias en lugar de los hongos, por ejemplo bajo un exceso de humedad, el proceso torna en putrefacción, durante la cual se producen sustancias tóxicas (metano, formaldehído, sulfuro de hidrógeno, fosfino) los cuales son muy dañinos al suelo ya que retardan el crecimiento de las plantas.

Lo anterior significa que no todos estos organismos intervienen al mismo tiempo.

Los excrementos de la meso y macrofauna son muy susceptibles para el crecimiento de bacterias, algas y nematodos. Los cuales se multiplican rápidamente y se trasladan de nuevo a la mesofauna, mediante su propio alimento. Muchos otros animales se van incorporando a la fauna del edafon a partir de esta primera fase de alteración de los restos orgánicos, hay que tener presente que algunos son idénticos tal como aparecen desde el inicio de la descomposición.


Lentamente los materiales son divididos en pequeños pedazos y al mismo tiempo muchos son combinados para formar hormonas, enzimas y proteínas para la rápida multiplicación de la microfauna. Los antibióticos se producen para asegurar un área de crecimiento contra la invasión de otros microorganismos.