Eduardo Nivón
Eduardo Nivón
 

Antropología crítica

Presentación

La palabra crítica significa discernir, analizar, separar. En los usos que el lenguaje común da a la palabra se pueden observar distintos sentidos: 1)  Decimos que una situación es crítica cuando hay una crisis; 2) También que hay un momento, un tiempo, un punto, un estado crítico cuando hay una posibilidad favorable, un  riesgo grave o una posibilidad de cambio de situación; 3) Como adjetivo aplicamos la palabra a una personas que ejerce la crítica o una actitud de ejercicio de la crítica; 4) Criticar es ejercer un examen sobre alguien o algo; 5) Como sustantivo, aplicamos esta noción a un especialista en el análisis de una obra de arte o ciencia y 6) también puede llegar a significar chisme o murmuración.

El concepto crítica es entonces multívoco y da lugar a muchos sentidos. (Me sorprendió al preparar este programa encontrar una página de internet titulada “Filosofía Crítica” que pudiera considerarse neonazi: http://nacional-revolucionario.blogspot.mx/).  Es claro que una persona o cosa puede ser criticable de distintas maneras según el momento, por ello la crítica siempre vuelve a los mismos objetos y por lo general da resultados diferentes. Lo que se entiende de una novela en un momento dado es diferente a lo que podrá discernirse de ella en otro, de ahí que la crítica literaria es un proyecto inacabado. Lo mismo podemos decir de la crítica histórica: la interpretación de un acontecimiento es diferente según las pautas con que se juzgue.   

Tenemos entonces dos claves importantes para pensar en la “crítica”. Es un ejercicio racional, del entendimiento humano. Por otro es un ejercicio situado en el tiempo, bajo ciertos marcos intelectuales y culturales. En consecuencia la crítica es un ejercicio que puede suponer cambios o giros en la manera de entender una situación, una cosa o una teoría.

A partir de la crítica al evolucionismo que ocurre a fines del siglo XX y principio del siglo XX no ha habido un paradigma dominante salvo en aspectos parciales de la disciplina o ante algunos problemas específicos universales o nacionales. Este carácter episódico y parcial de la antropología crítica no le quita valor, sólo nos obliga a considerar que la crítica es un ejercicio permanente y que nada está a salvo de cuestionado.En las ciencias sociales y en la antropología ha habido varios temas que han sido objeto de la crítica. En este curso atenderemos cuatro objetos de crítica antropológica: la crítica de la sociedad, la crítica de la modernidad, la crítica la cultura y la crítica al trabajo de campo. El materialismo histórico ha sido considerado el gran instrumento de la crítica pero no es el único. En ocasiones también el marxismo ha sido objeto de la crítica o ha perdido capacidad crítica como ocurrió cuando se convirtió en una ideología oficial. Por ello en este curso no nos vamos a reducir al pensamiento marxista sino a cómo se han juzgado algunos temas por parte de las ciencias sociales y la filosofía.

En las ciencias sociales y en la antropología ha habido varios temas que han sido objeto de la crítica. En este curso atenderemos cuatro objetos de crítica antropológica: la crítica de la sociedad, la crítica de la modernidad, la crítica la cultura y la crítica al trabajo de campo. El materialismo histórico ha sido considerado el gran instrumento de la crítica pero no es el único. En ocasiones también el marxismo ha sido objeto de la crítica o ha perdido capacidad crítica como ocurrió cuando se convirtió en una ideología oficial. Por ello en este curso no nos vamos a reducir al pensamiento marxista sino a cómo se han juzgado algunos temas por parte de las ciencias sociales y la filosofía.