Margarito Tapia
Margarito Tapia
 

GESTIÓN DE ÁREAS NATURALES PROTEGIDAS

Presentación

Las áreas protegidas constituyen el instrumento de política ambiental más consolidado para la conservación de la biodiversidad y sus servicios ecosistémicos. México conserva más de 25 millones de hectáreas de ecosistemas terrestres y marinos a través de sus áreas protegidas (AP), mismas que representan 12.92% del territorio nacional. Con esta cifra México ha logrado superar la meta establecida en el CDB de proteger el 10% de la superficie nacional. Entre 2001 y 2015 el número de áreas protegidas pasó de 127 a 177 (www.conanp.gob.mx/‎).

Un área protegida, se define como un área que geográficamente ha sido designada o regulada y administrada a fin de alcanzar objetivos específicos de conservación" (Convenio de Diversidad Biológica, 1992). Otra definición es: “Una zona de tierra y/o mar especialmente dedicada a la protección y mantenimiento de la diversidad biológica y de los recursos naturales y culturales asociados y gestionada legalmente o por otros medios eficaces” (UICN y EUROPARC, 1999).

Las áreas protegidas son los instrumentos ambientales utilizados para la conservación de la biodiversidad y los servicios ambientales que brindan, por lo que son la base para diversas actividades económicas y sociales. Son importantes para investigación, la educación, y contribuyen a las economías locales y regionales. La importancia de las áreas protegidas es reconocida en la Convenio sobre la Diversidad Biológica (CBD). Pueden ser creadas para proteger bellezas escénicas, diversidad biológica y cultural, para investigación científica y para educación ambiental (www.conanp.gob.mx/‎).